Fortalezas y debilidades del ecosistema para emprendedores en Perú, ¿qué aspectos se debe mejorar?

El fundador y presidente de la Red Global de Emprendimiento o Global Entrepreneurship Network (GEN), Jonathan Ortmans, analizó el ecosistema emprendedor del Perú en base a las condiciones sociales, económicas, culturales, políticas y regulatorias que afectan la creación de nuevas empresas dinámicas, “que son las que más contribuyen al crecimiento económico y la innovación”, resaltó.

Ortmans, quien participó en la reciente Cumbre Global de Emprendimiento (GES 2019) en Holanda, revisó estos aspectos con Gestión a través del estudio GEN-PRODEM, también conocido como el Índice de emprendimiento dinámico.

Según el último informe, publicado a fines del 2018, Perú ocupa el puesto número 8 en América Latina (de 15 países) y el puesto 49 en el ranking mundial (de 60 países). El valor de índice total del país es de 29 puntos (de 100 puntos posibles), lo que significa que está posicionado en el rango medio-bajo.

Para el presidente de GEN, plataforma que promueve el fortalecimiento de ecosistemas para emprendedores en 170 países, Perú tiene fortalezas clave para aprovechar, entre ellas las condiciones de demanda del país, donde ocupa el puesto 20 a nivel global, así como su cultura emprendedora, donde ocupa el puesto 22 en el mundo.

El economista Jonathan Ortmans lanzó en noviembre del 2008 la iniciativa "Semana Global de Emprendimiento" o Global Entrepreneurship Week (GEW), de la cual Perú forma parte.
El economista Jonathan Ortmans lanzó en noviembre del 2008 la iniciativa «Semana Global de Emprendimiento» o Global Entrepreneurship Week (GEW), de la cual Perú forma parte.

“También vale la pena señalar que el Perú muestra avances en políticas públicas y regulaciones (48 puntos de 100) debido, en gran parte, a iniciativas que el gobierno nacional ha estado

implementando en los últimos cuatro años, como los programas del Ministerio de Producción: “Innovate Perú”, “Start Up Perú”, un programa de incubadoras y una red de programas de dinamización regional e inversores ángeles. Así está trabajando para fortalecer varios elementos del ecosistema”, anotó.

Ortmans, quien vive en Washington, DC, recordó que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) realizó recientemente una evaluación exhaustiva de Innovate Perú y el gobierno compartió los resultados con los miembros latinoamericanos de la red de políticas de Startup Nations en una reciente reunión en Montevideo de la Red de Gestores de Políticas Públicas, que “muestra que el gobierno está abierto a comentarios y, lo que es más importante, se compromete a mejorar sus programas y crear una cartera de negocios jóvenes con potencial de crecimiento”.

Por otro lado, las mayores debilidades del Perú radican en su plataforma de ciencia, tecnología e innovación, con solo 6 puntos (de un total de 100 puntos posibles), un ‘punto flaco’ muy común y persistente en América Latina, y también presenta falencias en términos de estructura empresarial (17 puntos) y capital social (21 puntos).

En cuanto a capital humano emprendedor, Perú ocupa el cuarto lugar en comparación con los otros 14 países que fueron examinados en América Latina, pero es número 39 a nivel mundial. “Los programas de UTEC Ventures y de la Universidad del Pacífico están ayudando a avanzar en este aspecto, particularmente para los empresarios en Lima”, mencionó.
Hábitat para emprender y escalar

Ortmans describe a los ecosistemas emprendedores como sistemas complejos que crecen de manera orgánica y son difíciles de guiar porque emergen naturalmente, integrando a individuos comprometidos que no pertenecen a una organización pero tienen objetivos comunes.

“Es un hábitat para que los emprendedores crezcan velozmente al interactuar con inversores, otros empresarios e instituciones que les brindan apoyo. Es más una metáfora, porque en ambientes apropiados, la ‘vida’ es mucho más sencilla para las nuevas empresas. Sin embargo, debe entenderse que es solo una comparación porque no en todos lados hay un ecosistema emprendedor virtuoso”, rubricó.

En estos ecosistemas holísticos, sistémicos e impredecibles, surge la inspiración junto con las historias.

El rol del gobierno

Para el experto, la situación política de cada país influye en cómo se construyen los ecosistemas emprendedores y cuánto apoyo reciban de los gobiernos. No obstante, la experiencia de GEN también muestra que las startups han sido capaces de formar pequeñas comunidades que celebran sus éxitos entre ellas y no necesitan grandes cantidades de capital para empezar a operar.

“Esto refleja que el perfil del emprendedor ahora es más versátil y asociativo. Ya no importa su posición social, nivel educativo o lugar de procedencia; al fin y al cabo, si la persona posee una buena idea y encuentra la forma de crear un modelo de negocio se arriesgará y buscará la forma de materializarlo”, subrayó.
Consejos

Ortmans recomienda a los emprendedores a primero plantear un objetivo teniendo en mente si van a solucionar un problema o dar respuesta a una necesidad. Segundo, sugiere trabajar en equipo con gente creativa que aporte ideas disruptivas y tenga conocimiento para convertir tal idea en innovación. Y tercero, antes de lanzar la empresa, aconseja poner a prueba dicha idea de negocio varias veces.

“No pidan dinero prestado y tampoco comprometan su patrimonio cuando están comenzando su negocio, a no ser que estén absolutamente seguros del retorno que pueden obtener como empresa”, agrega.

Por último, recomienda no pagar por cosas que se puede obtener gratis, por ejemplo, un espacio gratuito para empezar, cursos educativos en línea, manejo de redes sociales, entre otros, y no olvidar que la limitación más grande para los emprendedores no es el dinero, sino el tiempo.

Fuente: Gestión

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *