Periodista mexicano es víctima de desaparición forzada y torturado por policías municipales

Ciudad de México.- El periodista y defensor de derechos humanos Raúl Fernández León, del medio digital Descontento Ciudadano Cancún, fue detenido arbitrariamente, amenazado de muerte, víctima de desaparición forzada y torturado por la policía de la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez, Quintana Roo. El hecho se registró el viernes 21 de noviembre de 2019, en circunstancias en que el periodista se dirigía hacia su oficina en un vehículo, cuando alrededor de las 15h30 horas observó que elementos de la policía municipal a bordo de la patrulla 5728 tenían detenida a una persona, por lo que se acercó para cubrir lo que estaba ocurriendo. Fernández se percató de que los policías estaban buscando extorsionar a la persona por lo que decidió transmitirlo en vivo y documentar.

En ese momento, uno de los policías se acerca a él y, según narró la víctima a ARTICLE 19, “me piden que me identifique porque estaba entorpeciendo su labor policiaca. Yo me identifiqué, les dije que era beneficiario del Mecanismo y les comenté que ellos eran policía preventiva, no de tránsito y lo que estaban haciendo era un delito. Ahí los policías le dicen al motociclista que se puede ir y comienzan a discutir conmigo…”.

Minutos más tarde llega la patrulla 5734 y quien la conducía le informa que está detenido por ultrajes a la autoridad y le exigen dejar de grabar; Raúl se niega, por lo que el policía le arrebata el celular y lo guarda. Posteriormente lo someten con uso excesivo de la fuerza, lo esposan y lo suben a la patrulla 5728.

Durante el trayecto a la Secretaría Municipal de Seguridad Pública y Tránsito de Benito Juárez lo fueron insultando y fotografiando. Es importante mencionar que el periodista tiene un brazo que no puede estirar bien por una cuestión de nacimiento y aunque eso le fue informado a los policías, las esposas fueron apretadas y acomodadas de manera tal que lo fueron lastimando durante todo el camino.

Previo a la detención, Raúl informó a su esposa lo que ocurría, misma que informó a otros compañeros que colaboran en el mismo medio. Uno de ellos logró documentar cuando la patrulla 5728 se lo lleva, por lo que en ese momento comenzaron a solicitar información a las autoridades sobre su paradero, mismas que lo negaron, lo que podría constituir el delito de desaparición forzada.

“Anduvimos preguntando en la Secretaria de Seguridad Pública, en el Centro de Retención y con distintas autoridades pero en todos lados nos negaron que lo tuvieran. Incluso en la Secretaria nos negaron que lo hubieran detenido pero no contaron con que teníamos el video donde se ve que la policía se lo lleva” narró Leonado Kumul, compañero del periodista.

Una vez dentro de las oficinas de la policía, continuó siendo fotografiado y en ese momento uno de los policías se acercó a él y afirmó “vamos a rafaguear tu casa”, mientras el resto de los policías presentes se reían.

“Después de unos minutos, me dicen que van a registrar mis huellas digitales pero me negué porque no había cometido ningún delito. En ese momento mandan llamar a Nesguer Ignacio Vicencio Méndez, Encargado de Despacho de la Subsecretaría de Control y Operación, mismo puesto que es el segundo al mando de la Secretaría y baja con otra persona que parecía su escolta e iba con un arma larga. Me dicen de manera intimidante que voy a poner mis huellas y nuevamente comienzan a lastimar mi brazo moviendo las esposas pero no cedí», narró la víctima.

«Luego, este señor (Nesguer) mete su mano en el pantalón para jalarme y me empieza a golpear en la espalda para que avance. Ya cuando estoy frente a la ventana donde se ponen las huellas cierro el puño para que no entre mi mano y el señor me empieza a golpear por el coxis, el ano y en la espalda pero mantuve el puño cerrado. Lo que hace el escolta es que me empieza a ahorcar mientras me siguen golpeando hasta que ya cedí. Ahí me lastimaron el meñique y el índice. Mientras yo gritaba de dolor me dice el Encargado de Despacho “grita todo lo que quieras” y se pega a mi oído y me dice “¿que no ves que somos los dueños del estado?”

Una vez que le fueron tomadas las huellas, alrededor de las 18:30 horas, fue trasladado al Centro de Retención Municipal, mejor conocido como “torito”, sin mayor información. Es en este momento cuando sus familiares y compañeros conocen del paradero del periodista.

En el Centro de Retención Municipal, contó Leonardo “Convocamos a la gente y llegaron a respaldarnos. Como a las 22 horas, Raúl seguía incomunicado, sin embargo llega el actuario del Juzgado 8vo de Distrito (mismo donde se radico el amparo que interpusimos) para dar fe de los hechos. Como a las 11 PM lo dejan en libertad por la presión.”

Una vez que salió Raúl, acudieron a la Fiscalía General del Estado de Quintana Roo para interponer la denuncia y que fuera revisado por el médico legista,  sin embargo fueron seguidos por una mujer policía hasta adentro de las instalaciones.

Es importante mencionar que alrededor de las 16h00 el Lic. Kumul buscó informar al Mecanismo de Protección para Personas Defensoras de Derechos Humanos la situación, sin embargo las autoridades no respondieron en el momento.  Ambas personas se encuentran incorporadas al Mecanismo desde el año 2015 a raíz de la persecución y agresiones sufridas durante la administración borgista.

Fuente: ARTICULO 19

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *