Entrevista con uno de los 3 laicos de la Conferencia Eclesial Amazónica

La gran novedad de la Conferencia Eclesial Amazónica es que no solo la conformarán obispos, sino que también será integrada por laicos de los pueblos indígenas. En entrevista uno de ellos, Delio Siticonatzi.

Ocho meses después desde que se celebró el Sínodo Panamazónico sale a la luz uno de sus proyectos: la Conferencia Eclesial Amazónica. Será el organismo encargado de poner en práctica las propuestas entregadas al Papa Francisco y estará formado por obispos y tres laicos de los pueblos indígenas. Uno de los laicos que participará será el profesor bilingüe del pueblo asháninka Delio Siticonatzi, entrevistado por Caaap, el Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica.

Delio asegura que está muy “contento” y “feliz” de que el Papa Francisco le haya elegido para ser parte de la Conferencia Eclesial para la Amazonía. “Me siento comprometido con la Amazonía, es mi casa, y creo que necesita representantes que hablen y puedan dirigir palabras de esperanza, pues el Gobierno no habla sobre lo que aquí ocurre, temen que los indígenas despierten el interés de cuidar y salvaguardar sus recursos naturales. Gracias al Papa Francisco, quien ha puesto la mirada hacia los indígenas, como lo dijo en Puerto Maldonado “para que puedan ser quienes escriban su propia historia y que vean la necesidad, porque ellos conocen realmente sus situaciones””.

A la pregunta ¿Qué cree que pueden aportar los indígenas a esta nueva institución de la Iglesia Católica? Delio responde firme: “Podemos aportar mucho, porque la Iglesia necesita conocer más y mejor la Amazonía. Sin el indígena la Iglesia no puede aterrizar en la Amazonía, porque si no volvería la misma historia que hemos vivido, se repetiría la historia”.

Durante la entrevista también ha hablado del Sínodo de octubre 2019, asegurando que sin él, “no se habría podido dar este gran salto de la Iglesia”. “Yo lo llamaría – señala – la preocupación del Papa por atender y ver la Amazonia por y para la atención de los más pobres, los más vulnerables”. Además, dice, “la Iglesia hoy está en los ojos del mundo, pero aun no llegamos completamente a toda la Amazonía. La Iglesia trata de llegar, pero hay que mirar otras formas, otra mirada, abrir otros caminos, y la Conferencia Eclesial de la Amazonía es uno de estos primeros caminos para que nosotros podamos llegar y entrar a conocer bien la Amazonía”. De hecho explica que años atrás la Iglesia estaba perdida en un bosque que no tenía salida, “pero comenzó a salir con la visita del Papa a la Amazonía”.

Por último anima a todos los pueblos de la Amazonía y a todas las culturas del mundo, en especial a la Amazonía en el Perú “a que no se desesperen, esto se puede solucionar cuidándonos, cumpliendo los protocolos encomendados, y siempre ayudémonos unos a otros”. Para Delio, lo más importante es no abandonarse y ser generosos, una cualidad que siempre les ha caracterizado: “No nos abandonemos, llenémonos de fuerzas para luchar y salir adelante. Nosotros somos pueblos generosos que han compartido, tenemos que demostrar al mundo que los pueblos indígenas son sencillos y humildes, que viven su fe plenamente con la madre naturaleza que nos provee todos los días”.

Fuente: Vaticannews.va

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *