Sábado 21 de noviembre de 2020. Semana 33 T.0.

Ntra. Sra. de Quinche Ntra. Sra. de la Paz

Ap 11, 4-11 No llueve mientras profetizan

Salmo 143:

Lc 20, 27-40: Es Dios de vivos

En algunos países latinoamericanos y caribeños, hay celebraciones muy antiguas sobre los muertos en las que se ponen altares, se encienden velas y se presentan ofrendas. También en tiempo de Jesús había diversas ideas sobre el significado de la muerte. Algunos creían que los muertos iban al seol, palabra hebrea que significa un lugar de olvido y oscuridad, fuera de la presencia de Dios. Sin embargo, iba surgiendo la idea de que Dios premiaría con una vida eterna especialmente a quienes habían muerto dando testimonio de fidelidad a Dios. Esta idea de resurrección existía en un sector del judaísmo, ya desde el Antiguo Testamento, pero había quienes dudaban, como los saduceos, aquellos que se habían enquistado en el poder del Templo. Tras la muerte de Jesús, la fe en la resurrección proclama la victoria del Dios que reivindica a la víctima inocente. Dios no se olvida de su pueblo, y menos de su Hijo Amado. Cristo vive, ¡Aleluya!! Será el primer credo de los seguidores de Jesús y el Dios de la Vida.

F/Editorial Claretiana

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *