Copa Libertadores: lo que debes saber de la final que se jugará en Lima

El Estadio Monumental de Ate acogerá la final única de la Copa Libertadores de América 2019 entre River Plate y Flamengo en lugar de Santiago, anunció la Conmebol, mientras continúa la crisis social en Chile que deja hasta ahora 20 muertos.

El estadio Monumental es propiedad del club Universitario de Deportes y tiene capacidad para unos 80.000 espectadores.

El partido se jugará el sábado 23 de noviembre, a las 15:00 horas.

Será la primera final que se definirá en partido único en los 60 años de historia del máximo torneo de clubes de la Conmebol.

Lima tiene un promedio de 8,5 millones de habitantes y entre sus logros deportivos recientes es que albergó con éxito los Juegos Panamericanos 2019, en agosto pasado.

El presidente de la República, Martín Vizcarra, agradeció a la Conmebol la confianza depositada en su país para acoger la final y en su cuenta en Twitter indicó que «(…) Nuevamente el Perú en el centro del deporte del continente».

Para la Conmebol «Lima era la opción más viable», dijo el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez.

Lima había sido designada para la final única, también por primera vez en la historia, de la Copa Sudamericana 2019 pero en mayo pasado «por cuestiones organizativas» pasó a Asunción, donde este sábado se medirán Colón de Argentina e Independiente del Valle de Ecuador.

Las entradas
La Conmebol procederá a devolver el 100% del precio de las entradas a los hinchas que ya las hayan adquirido, a través del mismo medio por el cual realizó la compra.
A dichos hinchas, se les remitirá  un nuevo código que les otorgará derecho de preferencia de compra por el plazo de 72 horas. Transcurrido dicho plazo,  el código quedará invalidado, y las entradas se pondrán a la venta para el público en general.

El presidente de la Federación Peruana, Agustín Lozano aseguró que para el 23 de noviembre llegarán bien y que el Perú tiene mucha capacidad hotelera. Puso como ejemplo que ya saben organizar eventos grandes de fútbol como la Copa América (2004).

El presidente de River Plate, Rodolfo D’Onofrio, dijo le dio la bienvenida a Lima y dijo que se vivirá una gran fiesta

Esta es la segunda ocasión consecutiva que la Conmebol debe cambiar el escenario de una final de la Libertadores, tras la decisión de este martes en Asunción.

En 2018, la final se mudó a Madrid debido a severos incidentes que se registraron el 24 de noviembre cerca del estadio Monumental de River en Buenos Aires para el partido de vuelta, tras un empate 2-2 en la Bombonera con su archirrival Boca. River derrotó a Boca 3-1 en el estadio Santiago Bernabéu y logró su cuarto título de Libertadores.

Fuente: Andina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *