Los adultos mayores. Sabios con una gran riqueza para la humanidad

El Papa Francisco ha subrayado desde el inicio de su Pontificado, que los ancianos tienen un papel central en la transmisión de la fe, en el diálogo con los jóvenes y en custodiar las raíces de los pueblos. Son árboles, dijo el Papa, “que continúan dando frutos”, testimoniando que “cada estación de la existencia es un don de Dios que tiene su belleza y su importancia”.

Ante esta solicitud del Papa por los adultos mayores, el dicasterio responde con un congreso internacional pastoral de los ancianos, con el tema: “La riqueza de los años”. Casi 550 expertos y agentes sanitarios de 60 países se reunieron en el Augustinianum para reflexionar pastoralmente sobre un tema que está destinado a marcar la vida de la sociedad y de la Iglesia.

Los temas del congreso

El encuentro se ha divido en tres temáticas: la primera dedicada al contraste de la cultura del descarte y la profundización de cómo, según el contexto sociocultural, la Iglesia manifiesta su rostro misericordioso permaneciendo siempre al lado de los ancianos.

La segunda toca las familias y su responsabilidad ante los abuelos, están llamados a reconocer el don de la vida y de la fe transmitida viviendo una conversión pastoral que se centre en la gratitud. La Iglesia no acepta que los ancianos estén privados de un contexto familiar, si hace falta, la Iglesia se siente llamada a ser familia de todos aquellos que viven en soledad.

La última sesión estará dedicada a la vocación de los ancianos dentro de la Iglesia. El aumento de la expectativa de un mejoramiento generalizado de las condiciones de salud, han donado a muchas personas, una estación más de la vida, libre de compromisos laborales, pero aún, gozando de buena salud, presentando nuevas oportunidades y desafíos incluso en el campo de la evangelización.

Vatican News entrevistó a Lucy de Flecken, hondureña. Que no se considera ni persona de la tercera edad, ni adulto mayor, simplemente alguien con una juventud acumulada. Cuenta sobre sus actividades diarias, sus retos. Y qué piensa de la vida que llevan otras personas adultas mayores, cuáles son sus necesidades para que tengan una vida digna y feliz.

Según el último informe de la “Población Anciana  Mundial” (World Population Ageing) de las Naciones Unidas, en el 2019 los ancianos con 65 o más años, eran 703 millones. En los próximos decenios, el número global de personas de la tercera edad podrían ser el doble, alcanzando más de 1,5 mil millones de personas en el 2050.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *