Auto eléctrico: una opción ecológica y económica por impulsar

La solución al problema de la contaminación producida por el incremento del parque automotor en nuestras grandes ciudades podría estar más cerca de lo que creemos.

Edelnor y Mitsubishi vienen promocionando el primer auto eléctrico del país, el cual no utiliza gasolina, gas o petróleo, por lo cual no emite monóxido de carbono, óxido de azufre, o alguna otra partícula contaminante. Además, al carecer de un motor a explosión, el auto es totalmente silencioso durante su arranque y desplazamiento, lo que reduce la molesta contaminación acústica.

El auto, modelo i-MiEV, permite un recorrido de 150 kilómetros con la carga completa y comparativamente el gasto en consumo resulta siete veces más económico que al usar gasolina de 97 octanos. En el caso del GNV el costo por recorrido se reduce a la mitad.

La recarga del auto se puede hacer de dos maneras, mediante el uso de un enchufe doméstico de 220V por el lapso de ocho horas y a través de puntos de recarga rápida o ‘electrolineras’, que tardan 20 minutos para llegar al 80% de capacidad de las baterías.

Actualmente los autos eléctricos circulan en 28 países del mundo y en latinoamérica Colombia y Chile han sido pioneros en su uso, de la mano de ayudas estatales.

En el caso de Colombia el gobierno ha estimulado la importación de autos eléctricos exonerándolos del costo de arancel, además se han destinado zonas de parqueo gratuitas para ellos. Una gran parte de los vehículos ecológicos se han destinado a renovar el parque automotor de taxis que circulan por Bogotá, ciudad que al igual que Lima se ubica entre las 10 más contaminadas de América Latina según un informe del Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente – AIDA.

Transporte ecológico en el PerúEn el caso peruano la participación del Estado también sería necesaria, tanto para el desarrollo de la infraestructura requerida, como la instalación de ‘electrolineras’ que permitan recargar los autos en la vía pública, como en la aplicación de incentivos tributarios que impulsen el uso de tecnologías amigables con el medioambiente.

La actual coyuntura, que encuentra a Perú como anfitrión de la Cumbre de Cambio Climático de las Naciones Unidas el próximo mes de diciembre, resulta ideal para que las autoridades tomen algunas decisiones al respecto.

Fuente: Gestión

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *