Frank Alvarado, el judoca capitán del Ejército que batalla contra el coronavirus

El judoca Frank Alvarado transportó su sacrificio que siempre despliega sobre un tatami a las calles porque con ese mismo ahínco que pone para ganar una medalla, busca que la gente cumpla el aislamiento social con la tarea de parar la propagación del coronavirus. En ambos casos, se entrega por el uniforme que viste por su amor al Perú.

Frank dejó colgado su judogi para vestirse con el uniforme de capitán del Ejército Peruano para liderar  una patrulla y recorrer las diferentes calles  explicando a las personas que deben de cumplir las disposiciones del Gobierno ante la pandemia del coronavirus.
“Me siento como en los Juegos Panamericanos Lima 2019. Que el Perú depende de nuestras manos y sentimientos y que tenemos que salir a darlo todo por el Perú. De este problema salimos todos juntos, no hay otra”, señala Frank muy entusiasmado en hacer bien su labor.
El judoca, categoría +100  kilogramos, posee en su haber medallas en Juegos Bolivarianos, Odesur y campeonatos internacionales. Estos triunfos los obtuvo gracias a las dedicación en sus entrenamientos que los llevó a la par con su vocación militar.
El deportista nacional recuerda que el judo le ayudó demasiado en su carrera profesional y es que gracia a esas artes marciales, al que se dedica desde los 11 años, pudo ingresar  a la Escuela de Oficiales del Ejército. Asegura que «he aprendido con disciplina llevar la carrera deportiva y militar».
Admite que su carrera militar no le impide desarrollar sus entrenamientos ahora que las competencias y las prácticas en grupo han quedado paralizadas para evitar la propagación del coronavirus.
«Entreno en el cuartel. Tengo todos los implementos deportivos y practico, pero extraño la competencia. Luego de los Juegos Panamericanos tuve una para de seis meses por un problema de ligamento cruzado, pero ya me había recuperado y estaba entrenando».
Asegura que la carrera deportiva y militar la lleva con la misma importancia. Eso lo demuestra ahora en tiempos que se necesita poner orden y defender al Perú de una pandamia, que está dejando miles de muertos por todo el mundo.
«Vivo este momento con la misma importancia como representé a mi país en los Juegos Panamericanos y como he representado a mi bandera en cada competencia internacional».
Lucha férrea con el covid-19
 Su mayor lucha en estos instantes es concientizar a la población de la importancia de respetar las norma que el Gobierno Central ha dado en busca de paralizar el avance del covid-19 en el país.
«La gente no toma conciencia de la importancia de no salir de las calles. La gente lo toma como un pasatiempo. Hay que tener paciencia, llamar la atención y explicarles paso a paso lo que tienen que hacer. No son todos tampoco, mucha gente si ha asumido la responsabilidad de este momento, pero otros no», declaró.
Frank Alvarado lidera una patrulla de 48 hombres comprometidos, que tienen la misión de  mantener informada a la gente para que tomen las medidas preventivas.
«Nos han formado para este momento y la patrulla sale muy predispuesta. Es una labor peligrosa», finaliza el deportista que cree que saldrá victorioso de esta dura batalla, tal como lo hace en los duros enfrentamiento ante los rivales más pintados.
El exponente marcial pertenece al Programa de Apoyo al Deportista del Instituto Peruano del Deporte, que le permite estar preparado a disputar todas las competencias.
Fuente: Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *