Sábado 23 de Mayo de 2020. A. 6ª Semana de Pascua

Juan Bautista Rossi (1764)

Hch 18,23-28: Apolo demostraba que Jesús era el Mesías. Salmo 46: Dios es el rey del mundo. Jn 16,23b-28: El Padre los quiere.

Jn 16, 23-28. Jesús nos enseña  a sus discípulos a saber confiar en Dios nuestro Padre, y entre nosotros mismos. Lo que pidan al Padre en mí nombre, él se los dará. Esta oración de confianza, significa escuchar a Dios que nos habla en una historia bien concreta para descubrir sus caminos de amor y de justicia. “Aquél día pedirán en mi nombre, y no será necesario que yo pida al Padre por uds” (v. 26). Pidan y recibirán. La oración nos transforma y nos modela según el corazón de Dios para ser hijos agradecidos por la vida, los dones y la creación que ha puesto en nuestras manos.

Dios ha puesto en nuestras manos este mundo maravilloso. Esta pandemia está causando mucho dolor y muerte. Es un llamado de atención a todo el mundo para volver nuestro corazón a Dios, cuidar el planeta y dar a todos, tierra, techo, trabajo para ser más humanos y justos.

Junto a Jesús agradezcamos a su madre y madre nuestra María Auxiliadora que nos fortalezca en nuestra fe, como fiel discípula de su hijo Jesús. Danos un corazón tierno. Tú guiaste a tu hijo Don Bosco para que se preocupara de la fe y educación de niños y adolescentes. Libéranos de la pandemia del egoísmo e indiferencia para ser seguidores de tu hijo Jesús. Cristianos de verdad que busquemos la salud moral de nuestro país. Que respondamos como María con gestos de discípulos que practican la Palabra de su hijo Jesús. Que confiemos más entre nosotros, luchando contra todo tipo de corrupción para sembrar la fe, el amor al otro para que seamos una sola familia. Amén

Fr. Héctor Herrera OP.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *