República Centroafricana: «tensa calma» en Bangassou, según el obispo

Los rebeldes tomaron el control de Bangassou en el este de la República Centroafricana el domingo 3 de enero. El obispo de la ciudad, monseñor Juan José Aguirre Muñoz, relató que la mayoría de la población huyó al vecino Congo y se produjeron saqueos. El lunes, la situación estaba tranquila.

Son las 5.30 de la madrugada cuando el fuego de artillería resuena en Bangassou, la ciudad principal del este de la República Centroafricana. Los rebeldes de la 3R y el FPRC, que habían estado «convergiendo durante una semana», lanzaron un asalto a la ciudad, relata monseñor Juan José Aguirre Muñoz, obispo de la ciudad.

La base de las FACA (Fuerzas Armadas Centroafricanas) fue atacada. Los cascos azules de la Minusca, la Misión de las Naciones Unidas en la República Centroafricana, los apoya sin participar en los combates.

Cinco horas después, «las FACA, la policía recién llegada y los servicios penitenciarios» encontraron refugio en la base de Minusca, afirma el obispo. Desde entonces, ha estado en contacto regular con las fuerzas de paz, pero no sabe lo que planean hacer en las próximas horas o días.

Como resultado de los combates, «parte de la población de Bangassou ha huido al Congo», continúa monseñor Aguirre. Los civiles han cruzado el río Mbomou para refugiarse en la ciudad de Ndu, justo al otro lado de la frontera. «La ciudad está casi desierta ahora. La noche pasó bien. No hubo disparos», precisa.

Un futuro incierto

«Sólo los bandidos, los ladrones de la ciudad de Bangassou, han saqueado algunas tiendas. Por el momento, está muy tranquilo. Tal vez los rebeldes quieren entender quién será el próximo gobierno y no quieren hacer daño a la población en este momento», supone el prelado. “Sin saber si mañana seguirá siendo el caso”, admite. Los primeros resultados de las elecciones presidenciales del 27 de diciembre debían hacerse públicos el lunes.

Durante más de 24 horas, «hemos estado viviendo una tensa calma», relata el obispo de Bangassou. Esperemos que la situación no se deteriore y que los habitantes puedan regresar rápidamente a sus hogares. También será necesario esperar y ver lo que la FACA y la Minusca, atrincheradas a ocho kilómetros del centro, cerca del aeropuerto, planean hacer desde su base.

Según un balance comunicado por las fuerzas de paz, los combates del domingo causaron la muerte de «cinco elementos armados», sin más detalles. Médicos sin Fronteras indicó que unas 15 personas resultaron heridas.

Fuente: Vaticannews.va

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *