Conoce a Joimer Vargas el abanderado del café sostenible para proteger el Bosque Alto Mayo

Joimer Vargas, más conocido como Momo en su comunidad, ha vivido toda su vida rodeado de café, y gracias a este ha logrado adquirir buenas practicas para con la naturaleza para su producción. Hoy, ha creado una escuela de catación en donde busca enseñarles a los pobladores sobre la importancia de la conservación del bosque para conseguir un buen café.

Estos cultivos están ubicados en el interior del Bosque de Protección Alto Mayo (BPAM), un lugar en donde las familias han aprendido a cosechar el café en armonía con el bosque. Toda esa área amigable ha logrado conservar al rededor de 300 especies de orquídeas y 500 especies de aves.

Pero como en toda historia, esta tiene otra cara: la deforestación, un problema con el que el BPAM  ha tenido que lidiar, causada por  agricultores y ganaderos que habitan en la zona,  por esta razón, todos los que trabajan en este lugar no permiten que nadie se acerque a producir cualquier tipo de daño a los árboles pues estarían atentando con el proceso de sus cultivos.
«El mejor café es el que crece bajo la sombra,  mientras los productores conservan el bosque y con ellos cultivos, aumenta la calidad del café «, afirma Joimer Vargas.
Por esta razón los caficultores de la zona son considerados protectores del bosque, pues al ser consciente del daño que produce la deforestación, no toleran que alguien lastime esa estrecha relación con la naturaleza que se ha forjado por años.
Joimer Vargas es uno de los promotores del café sostenible que protege el Bosque de Protección Alto Mayo y que permite el desarrollo de la comunidad. Esta iniciativa forma parte de la campaña «Un café para conservar» que impulsa el Servicio Nacional de Áreas Protegidas por el Estado (Sernanp) y otras organizaciones.

Escuela de catación BPAM

Y como era de esperarse, Joimer, para hacerle frente a esta situación, ha abierto la escuela de catación de café BPAM con la finalidad de poder inculcarles a todas las personas locales, los procesos a tener en cuenta al cultivar un buen aromático grano. Otorgándoles la oportunidad de crecer  tanto económica como conscientemente.
«Si se logra capacitar a más productores para que mejoren la calidad de su café, serán más los productores que protejan el bosque «, indicó con un entusiasmo que contagia.

Contribuye con el BPAM 

Esta iniciativa busca promover y concientizar a los pobladores sobre las bondades cafetales que les brinda el lugar.  Y tú también puedes hacerlo desde 5 soles, lo que es equivalente a una taza de café, ingresando a este link, podrás tener la oportunidad de convertirte en un protector del bosque.
F/ Andina

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *